Publicaciones recientes

Políticas públicas y reproducción del capital en México

Miguel Ángel Lara Sánchez

Cuando hablamos de las políticas públicas estamos haciendo referencia al conjunto de los órganos de poder existentes en una formación económico-social determinada, pero particularmente de los que conforman el Estado. Tales políticas comprenden dos grandes esferas de acción: la primera tiene que ver con el aseguramiento y reproducción de la dominación política de la clase o fracción dirigente sobre las clases trabajadoras y las restantes clases sociales, y la segunda, con la  afirmación y extensión de las condiciones económicas que son la base de su dominio, esto es, con la valorización creciente del capital y del conjunto de las relaciones de producción que le son inherentes.

Dicho proceso de valorización en nuestro país generó una riqueza anual de 18.2 billones de pesos en el año 2015 la cual se reparte entre todas las clases sociales existentes. Por la información que emite el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sabemos que de ese total producido, 4.3 billones de pesos (BDP) corresponden a los trabajadores, asalariados y no asalariados, y representan apenas el 23.85% del Producto Interno Bruto (PIB); el 6.97% se va a las arcas del gobierno federal en forma de impuestos a la producción y a las importaciones, mientras que el 66.26% conforma el Excedente bruto de operación que se lo reparten las clases sociales que son dueñas de los medios de producción.

México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) donde los obreros perciben el porcentaje más bajo de la riqueza que generan y por tanto, es la nación donde el margen de plusvalía es uno de los más altos tomando en cuenta los países de dicha agrupación.

Texto completo y versión pdf en el Menú de Publicaciones recientes

Public policies and capital reproduction in Mexico

Miguel Ángel Lara Sánchez

When we talk about public policies, we are referring to the set of existing power bodies in a specific socio-economic formation, but particularly those that make up the State. Such policies include two broad action spheres: the first has to do with the assurance and reproduction of the political domination of the ruling class or fraction over the working classes and the other social classes, and the second, with the affirmation and extension of the economic conditions that are the basis of its domain, that is, with the increasing capital valorization and the set of production relations that are inherent in it.

This valorization process in México generated a 18.2 billion pesos annual wealth in 2015, which is distributed among all existing social classes. For the information issued by the Statistics and Geography National Institute (SGNI), we know that these total produced, 4.3 billion pesos (BDP) correspond to workers, salaried and non-salaried, and only represent 23.85% of Gross Domestic Product. (GDP); 6.97% goes to federal government coffers of the form of production taxes and imports, while 66.26% make up the operation gross surplus that is distributed among the social classes that own the means of production.

Mexico is the Organization for Economic Co-operation and Development(OECD)  country where workers perceive the lowest wealth percentage they generate and therefore, is the nation where surplus value margin is one of the highest taking in account these grouping countries.

Full text and pdf version in the Recent Publications Menu


_______________________________


A 150 años de la publicación de El Capital, de Carlos Marx


Resultado de imagen para el capital karl marx


Miguel Ángel Lara Sánchez


La publicación del primer tomo de El Capital, Crítica de la Economía Política en septiembre de 1867, marcó un hito en el pensamiento de la Humanidad, pues por vez primera se exponían de forma coherente, sistemática, rigurosa y científica las leyes sobre las que descansa la sociedad actual, la sociedad burguesa. Pero no solo sus leyes, sino, al decir de Marx mismo, “de las tendencias mismas que actúan y se imponen como una necesidad férrea”, según establece en el Prólogo a la primera edición alemana. [2]

Contrario a la gran cantidad de economistas e ideólogos de su tiempo, en esta obra demostró que el modo capitalista de producción no era eterno sino que, al igual que todos los que le precedieron, ocupaba tan solo un momento particular en la evolución histórica y que, al igual que se sometía a las leyes inexorables de su desarrollo, también lo hacía en las de su necesaria disolución, teniendo como sujeto de esta transformación a la clase social desposeída de los medios de producción: el proletariado.

Texto completo y versión pdf en el Menú de Publicaciones recientes


____________________________________________________________________

Sobre la "clase política"

Muy a menudo solemos encontrar la referencia a la "clase política" en el discurso de los funcionarios, los noticieros y sobre todo en los luchadores sociales de todos los tipos. Es un concepto ampliamente utilizado para referirse a los diputados, senadores, congresistas y a los funcionarios que integran el conjunto de la burocracia estatal. Pero, al igual que otros conceptos que brotan del lenguaje cotidiano, este es uno de los que merece detenernos porque en la acción de la clase obrera le hace flaco favor a la lucha por su emancipación.

Resultado de imagen para murales politicos mexicanos

José Clemente Orozco. Dioses del mundo moderno. La epopeya de la civilización americana


La suma de estos individuos no conforma una clase social particular. En primer lugar, las clases sociales se conforman y distinguen una de otra por el lugar que ocupan en un modo de producción histórica-mente determinado. No es en la acción política que se afirman, sino en la producción. De lo contrario, todo aquel que hiciera política sería parte de esta “clase política”, ya sea de manera activa o pasiva, resultando que todos los habitantes de un país conformarían esta “clase”, lo cual es un contrasentido y la más absurda de las tonterías socialmente hablando, pues incluso aquel que se mantuviese pasivo en la acción política también hace política.

(Texto completo en versión pdf, en el link inferior)



Sobre el concepto "clase trabajadora"

A menudo solemos encontrar tanto en la vida sindical como en la literatura, el concepto “clase trabajadora” en referencia a los trabajadores en general o bien con relación a los obreros. Incluso en la militancia sindical y hasta la comunista solemos encontrarnos de manera frecuente con este concepto.  Se recurre a él por lo regular cuando se fijan tareas para la organización y movilización de todos los trabajadores  con vistas a enfrentar al capital. Entonces, ¿política y conceptualmente es correcto emplear este término? No, porque hay de trabajadores a trabajadores.

En la sociedad que vivimos, la burguesa, trabajador puede ser aquel que se contrata a un patrón, a un capitalista, bajo la paga de un salario. Puede laborar para un pequeño negocio,  para una empresa monopólica, para los órganos del Estado o para una empresa multinacional.

Pero también es trabajador aquel pequeño empresario que además de contratar a un obrero en su negocio o a unos cuantos, se ve obligado no solo a organizar y dirigir la marcha de la producción sino además a trabajar él mismo debido a la pequeñez de su capital. Quien, por otra parte, trabaja ejerciendo actividades de supervisión, organización, control, dirección y mando en una empresa mediana o en una monopólica, también puede ser catalogado como trabajador. Incluso hasta los dueños de las grandes corporaciones que ejercen actividades de supervisión, gestión y comando, ya sea de manera directa o en forma remota, también se puede considerar que trabajan, aunque sus funciones estén comprendidas no en el trabajo manual sino en el mental.

En el campo también podemos tener el mismo abanico de sujetos que pueden ser considerados como trabajadores: desde el obrero agrícola hasta los miembros de la gran burguesía dedicados a este sector de la economía.

Entonces la “clase trabajadora” es un recipiente conceptual que lo mismo puede agrupar al burgués que al obrero, en la industria, la agricultura o en los servicios; a los elementos de la pequeña burguesía o de las clases medias, e incluso a los resabios de las clases sociales de las formas de producción que precedieron al capitalismo. El uso de esta “categoría” tal vez pudiera justificarse en la época en que las relaciones burguesas de producción se abrían paso en el ocaso del feudalismo, cuando las clases sociales del nuevo régimen de producción estaban madurando y sobre todo, antes de que cobraran forma las diversas concepciones del socialismo utópico, particularmente, antes de que madurara el socialismo científico en la obra de Marx y Engels.

Pero emplearla en el bagaje ideológico, político y económico de las mujeres y hombres que luchan por la abolición del sistema de trabajo asalariado en los tiempos actuales, constituye un error y el mayor de los olvidos en la concepción del mundo del socialismo científico.

Texto completo y versión pdf en la Sección Sociedad y Política.

________________________________

El horizonte del salario en México desde cinco puntos cardinales


El trabajo nos da identidad histórica, de clase, profesional y cultural. Para los asalariados, el trabajo es prácticamente nuestra vida, al grado que con frecuencia descuidamos (por imposición o por voluntad propia) otras dimensiones de nuestra vida como la familiar, la ciudadana, la política o cultural. Pero el salario, la remuneración que recibimos a cambio de nuestra labor profesional, es el factor límite a nuestra realización integral como personas. Del salario no se habla; se ha convertido en un tema tabú. Son tan injustos y reducidos que la mayoría preferimos mantener su monto oculto por pudor; pero es necesario hablar de él, estudiar y comprender qué es, cómo se determina, qué factores y fuerzas lo modifican, cuántas dimensiones tiene y cómo influye en la realización plena como personas.

Con el propósito de abordar esta tarea, un grupo de investigadores y sindicalistas decidimos constituir el Grupo de Investigación sobre el Salario y el Empleo, cuyo primer resultado se puede descargar completo en el link inferior. 


The wages horizon in Mexico from five

cardinal points

The work give us historical, class, professional and cultural identity. For employees, work is virtually our life, to the extent that we often neglect (by imposition or by choice) other dimensions of our life such as family, civic, political or cultural. But the salary, remuneration we receive in return for our professional work, is the limit to our integral realization as people factor. The salary is not spoken; it has become a taboo subject. They are so unjust and reduced most prefer to keep their hidden amount of modesty; but we need to talk about it, study and understand what it is, how is it determined, what factors and forces modify it, how many dimensions has and how it influences the full realization as individuals. 

In order to address this task, a group of researchers and trade unionists decided to set up the Research Group on Wage and Employment, whose first result can be downloaded entirely on the link below.

_____________________________________________________________________


La agresión permanente a los derechos sociales de la clase obrera mexicana

Las llamadas presta-ciones sociales en México son en realidad una parte del salario de la clase obrera. Es la fracción del salario que socialmente se distribuye por el gobierno federal y que ha sido conquistada principalmente a través de las luchas del proletariado urbano y el rural desde  que concluyó la revolución mexicana hasta fines del siglo XX.

En los últimos años esta fracción social del salario ha sido disminuida de manera sustancial por la oligarquía mediante sucesivas modificaciones en las leyes, de tal forma que han acentuado la precariedad y la miseria entre los trabajadores de la ciudad y el campo. El texto completo se puede descargar en el link inferior.

The permanent agression to working class Mexican social rights

Calls social benefits in Mexico are actually part of the working class wages. It is the fraction of the salary sociality distribuited by federal goverment and has been conquered mainly through urban and rural proletariat struggles since the end of Mexican Revolution to twentieth century last third.

In recent years this  social fraction has been reduced substantially by the oligarchy through successive changes in the laws, so they have increased insecurity and poverty among workers in the city and countryside. Full text can be seen in the lower link.

_____________________________________________________________


Sobre la naturaleza de clase del cooperativismo


Cada vez es más frecuente encontrar a las cooperativas como entidades laborales en diversos países capitalistas que abarcan lo mismo  la esfera de la producción que la de la circulación; en los tiempos actuales o incluso en la historia económica del capitalismo, en este modo de producción o en los países que protagonizaron la revolución socialista. 

En este material pondremos énfasis en el estudio de la naturaleza de clase de aquellas cooperativas que pretenden guiarse justamente por su contrario, es decir, por relaciones no capitalistas de producción, usualmente llamadas comunas, comunidades, economía solidaria, trabajo asociado, trabajo comunitario, etc.

El texto completo se puede ver en el link inferior

On the class nature of the cooperative

It is increasingly common to find cooperatives such as labor organizations in various capitalist countries covering the same sphere of production to that of circulation; at the present time or even in the economic history of capitalism, in this production mode or the countries that carried out the socialist revolution.

In this material we will focus on the study of the class nature of those cooperatives that seek to be guided precisely by its opposite, ie, not capitalist production relations, usually called communes, communities, solidarity economy, associated work, community work, etc.

The full text can be seen in the lower link.

Ċ
Miguel Ángel Lara Sánchez,
14 may. 2016 13:05
Ċ
Miguel Ángel Lara Sánchez,
25 feb. 2016 10:58
Ċ
Miguel Ángel Lara Sánchez,
14 may. 2016 14:05
Ċ
Miguel Ángel Lara Sánchez,
8 feb. 2017 22:14
Comments